Relación-entre-los-trastornos-alimenticios-y-la-salud-dental

Existen algunos vínculos entre la anorexia y la bulimia y la salud dental.Lamentablemente en la actualidad estas enfermedades afectan a un 15 por ciento de las mujeres jóvenes. Además de los efectos negativos que estos problemas generan en la salud en general, los trastornos alimenticios afectan la salud oral.

La bulimia genera erosión en los dientes por el ácido de los vómitos, también provoca llagas orales. La anorexia genera que se debiliten las estructuras oseas de la boca.

En muchas ocasiones son los odontólogos los encargados de detectar los trastornos alimenticios. La bulimia puede afecta a los dientes por la exposición del esmalte a los ácidos estomacales que contiene el vómito. Los ácidos pueden generar caries, decoloración, y en algunos casos la pérdida de los dientes. Es normal observar que los dientes de las personas bulímicas luzcan muy desgastados y en un tono amarillento.

Las personas anoréxicas, por su falta de nutrición terminan sufriendo a largo plazo de osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y el soporte que nos ofrecen los dientes generando la pérdida de las piezas. Además, ambos problemas, provocan transtornos en las encías.

Vale la pena mencionar que la erosión provocada por el ácido y otros problemas que pueden provocar la anorexia y la bulimia pueden corregirse con diferentes tratamientos de cosmética dental, pero es muy importante llevar adelante los tratamientos que aconsejen los médicos.

Los dientes que están en contacto continuo con el ácido y no están del todo protegidos por la saliva pueden ser afectados rápidamente por las caries. Al perder el esmalte los dientes se vuelven más sensibles, dolorosos al contacto del frío o al cepillado. La dentina se vuelve más amarilla generando una degradación estética.

Después de varios años de estar expuestos a estas condiciones la pérdida de tamaño se vuelve visible, bastante perjudicial desde el punto de vista estético y funcional, esto provoca que los dientes tengan una tendencia a romperse. En algunos pacientes los incisivos solo terminan midiendo pocos milímetros, los molares no llegan a superar las encías y se genera un gran vacío entre arcadas.

Para Casos de Emergencia        956-88-75-68