el-agua-732x626

Cantidades ingentes de flúor en el agua que consumimos diariamente pueden llegar a ser nocivas para nuestra salud. Los dientes son en gran medida importantes ‘perjudicados’ de esta situación, ya que esa excesiva fluoración del agua puede provocar caries. Es por ello que desde el Consejo General de Dentistas de Españase está luchando por la fluoración de las aguas para ayudar a la población a prevenir estos problemas de salud bucodental.

Avalan esta reivindicación que ya ha sido promovida por la World Dental Federation (FDI). Según esta organización, más de 70 años de investigaciones y recientes evaluaciones sistemáticas han demostrado que la fluoración del agua constituye una medida de salud pública “eficaz” para la prevención de la caries dental en niños y adultos.

Esa fluoración permite que las concentraciones de flúor recomendadas para prevenir problemas dentales no sean nocivas para la salud humana en general. Los beneficios en salud pública que aporta compensan con creces el posible riesgo de sufrir fluorosis dental en grado leve o muy leve, afirman desde el Consejo General de Dentistas. A la hora de determinar ese nivel de flúor recomendable, es necesario que las autoridades sanitarias sean conscientes de “la importancia de mantener el equilibrio entre prevención de la caries y la fluorosis dental”, han afirmado este colectivo profesional, según se recoge en una información publicada por un medio de comunicación especializado en temas sanitarios.

Las autoridades sanitarias deben tener en cuenta la temperatura máxima del aire ambiental, la disponibilidad de otras fuentes de flúor y la forma en que estas se utilizan así como las costumbres dietéticas y culturales de la comunidad en la primera y segunda infancia. Otro punto importante es que las aguas de consumo que se vayan a tratar con flúor “deben ser fiables y hay que contar con las medidas de control de calidad, las instalaciones y la pericia técnica necesarias para realizar y controlar la fluoración del agua”, subrayan.

Este es un tema interesante y que da para mucho debate. Otro de los factores a favor de esa fluoración controlada del agua es el hecho de que se puede conseguir un ‘ahorro muy positivo’ en el gasto sanitario y “contribuir a reducir las desigualdades en las tasas de caries dental de las comunidades”. Más información al respecto en infosalus.com.

Para Casos de Emergencia        956-88-75-68